Alcanza el éxito y aprende a identificar nuevas oportunidades de negocio

La voluntad de perseguir nuestras metas no siempre nos lleva por el camino fácil y, en algunos casos, puede que incluso tengamos que replantearnos las cosas y tomar una decisión complicada: ¿emprender o no emprender?

Si eres de los que quieren alcanzar su sueño con sus propias manos, seguramente esa pregunta ya habrá rondado tu mente. Pero espera un poco antes de decidirte y deja que te echemos una mano, pues emprender no es una tarea sencilla. Siendo así, te dejamos 5 consejos que quizás te ayudarán a dar los primeros pasos en tu nuevo camino:

1.Analiza tu entorno y crea un plan de negocio

Piensa bien en qué producto o qué servicio vas a ofrecer y sobre todo en qué características lo van a diferencias de tu competencia directa. Cuando lo tengas, dedícale las horas necesarias a la elaboración de un buen plan de negocio. Recuerda que este aspecto es muy necesario, pues realizarás un estudio de mercado, crearás la estrategia comercial que usarás en adelante, planificarás los recursos humanos y de producción de los que tendrás que disponer…

Contar o no con un plan de negocio marcará probablemente la diferencia entre el éxito o el fracaso de tu idea.

2.Aprovecha la capitalización del paro y las bonificaciones

Si te han despedido de tu anterior empleo y has decidido aprovechar la ocasión para emprender, puedes recibir en un único abono el importe íntegro de la prestación por desempleo que te correspondía. Para hacerlo deberás cumplir con una serie de requisitos (como la elaboración de un informe) y no estar ya dado de alta en el régimen de autónomos.

Además de la capitalización, también puedes aprovechar las bonificaciones y ayudas a los trabajadores por cuenta propia: Actualmente aún está vigente la tarifa plana de autónomo por la que tu cuota a pagar será de 60 euros a lo largo del primer año.

3.Vigila a la hora de darte de alta en Hacienda y Seguridad Social

Nunca te des de alta únicamente en la Agencia Tributaria y descuides el alta en Seguridad Social (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA), pues eso supondrá la pérdida de tus posibles bonificaciones y el pago de las cuotas que te hayas saltado, además de una sanción.

Te recomendamos que cuando te des de alta en Hacienda (si tu negocio es pequeño hazlo utilizando el Modelo 037 ya que es más sencillo y simplificado que el 036) aproveches para hacerlo en el RETA al día siguiente.

Finalmente, vigila con cuidado también en el epígrafe en el que te estás dando de alta pues será este el que marque tu fiscalidad y tus obligaciones de tributación.

4.Nunca dejes de formarte

La formación es un factor clave y no se debe pensar en ella como en un gasto sin importancia, sino como una inversión que repercutirá en mayores beneficios para tu negocio a medio-largo plazo. Prepararte y adaptarte al mercado serán las dos acciones que conseguirán que puedas mantenerte siempre en lo más alto.

5.Cuenta con los profesionales adecuados para asesorarte

Emprender es complejo y difícil, sobre todo cuando hay tantísima información por medio. Contar con la ayuda de profesionales de confianza te servirá para aclarar posibles dudas y asegurarte que todos tus trámites son correctos y que tienes tus obligaciones tributarias al día. Tanto si decides optar por un servicio de asesoramiento online, como si eres de los que prefiere la gestoría presencial de toda la vida: hay una solución para ti y para tu negocio.