Los coches de segunda mano, ¿la alternativa perfecta? Fuente: Motorafondo

Los compradores de coches se han volcado en el mercado del vehículo de segunda mano en los pasados años debido a la crisis. Según datos del Instituto de Estudios de la Automoción (IEA), la venta de este tipo de automóviles aumentó en un 17,3% el año pasado con respecto a 2015, y esperan seguir la misma tendencia en auge de cara a 2017.

Las ventajas de comprar este tipo de coches son mayores ahora que hace años pues su estado de conservación es mucho mejor y parten de un precio base considerablemente inferior que al de sus hermanos de primera mano. Con todo, no es una transacción libre de infortunios pues una mala elección puede hacerte pasar por un verdadero calvario.

Por ello, reunimos una serie de consejos que quizás puedan ayudarte en la elección de tu coche de segunda mano. ¿En qué deberías basarte para saber que “ese” es el indicado para ti?

1.Sopesa a fondo tus necesidades

No estamos hablando de un capricho que cueste una minucia, sino de un coche. Ten en cuenta el presupuesto que tienes y no te dejes guiar por marcas o modelos que igual no se adecuan a lo que requieres: ¿usarás el coche para tu negocio o sólo para salidas puntuales? ¿le harás mucho kilometraje al año? ¿por qué tipo de caminos vas a llevarlo?

Plantea esta batería de preguntas como el método esencial para determinar, entre otras cosas, el tipo de motor para tu vehículo, el combustible, silueta, etc.

Además, deberás pensar seriamente si quieres realizar la compra a través de un particular o de una empresa especializada: en el primer caso igual estamos ante una mejor oferta económica, pero el segundo ofrece mayores garantías de que el vehículo se encuentre en óptimas condiciones. Piensa bien en qué es lo primordial para ti a fin de decidirte.

2.Comprueba siempre el precio justo del coche

El precio del vehículo no debe sobrepasar, nunca, los baremos establecidos. Investiga un poco en Internet acerca de la tasación de tu coche mediante alguna guía o lista de precio: la mayoría están divididas según características, edad y kilometraje.

En caso de tener claras tus necesidades te será más fácil discernir entre un modelo y otro, pero si aún sigues teniendo alguna duda siempre puedes orientarte utilizando comparadores de vehículos online.

3.¿Debo tener en cuenta la antigüedad y el kilometraje? ¡Por supuesto!

El buen estado mecánico del vehículo es primordial, sí, pero también lo es su edad. ¿Sabías que, por ejemplo, los coches de más de 20 años no podrán circular por Barcelona a partir de 2019? Ten en cuenta el factor de la antigüedad a la hora de comprar un coche pues los vehículos con más años poseen filtros de menor calidad que emiten más emisiones y, por ende, corren mayor riesgo de ser penalizados por normativas como la citada anteriormente.

Con respecto a los kilómetros que marque el coche tienes que tener en cuenta que a mayor número, mayor desgaste. Quizás el mantenimiento del automóvil sea el correcto, pero también debes pensar que con un kilometraje elevado tienes más probabilidad que alguno de los elementos del coche empiece a fallar.

4.Inspecciona a fondo el automóvil 

Tanto el exterior como el interior del coche son importantes. Planea un momento para quedar con el dueño del vehículo, a poder ser de día para aprovechar la luz, y encárgate de cerciorarte que todo esté bien cuidado. Algunas pistas para saber si el coche ha tenido el mantenimiento que debía son las siguientes: posibles defectos de chapa o pintura, estado de los neumáticos, las luces de freno y los faros, el nivel de aceite y refrigerante o el  correcto funcionamiento del aire acondicionado.

Si no eres un entendido de los vehículos no te preocupes, siempre puedes pedir la opinión de un experto para que te asesore en la compra. Puedes solicitar al dueño que te permita dejar el coche en un taller de confianza para que lo revise un mecánico y te diga cuál es el estado real del automóvil.

5.Comprueba la documentación del vehículo

Todo debe estar en regla: el permiso de circulación, la ficha técnica y el certificado de ITV (revisa cuál fue el resultado de la última que pasó para saber en qué estado podía estar el vehículo y por qué). Además, deberás comprobar que no hay ningún pago pendiente sobre el vehículo para evitar futuros disgustos.

6.Investiga cuáles son los antecedentes del coche

Si has decidido acudir a un profesional para que te ayude con la compra de tu vehículo de segunda mano como una gestoría, te podrán facilitar un informe sobre el coche. Tal informe te permitirá conocer los dueños que ha tenido, sus datos técnicos, las posibles cargas que implica su compra, etc.

En caso de hacerlo por tu cuenta, siempre puedes solicitarlo en la DGT.

7.Realiza todas las gestiones pertinentes

La máxima prioridad es encontrar el seguro adecuado para el coche, a fin de tener cobertura en caso de accidente, pero también debes realizar el cambio de nombre del vehículo.

Si no quieres complicarte lo mejor es acudir a un profesional para que gestione el tema con la Jefatura de Tráfico correspondiente, de este modo se acortarán los tiempos de espera y podrás disfrutar de tu nuevo vehículo cuanto antes.