Detectar una gotera es el primer paso para poder solucionar este tedioso problema. Fuente: BudgetDumpster

La comezón y el incordio de todo propietario: tener una (o varias) gotera(s). Saber detectar su origen es fundamental a la hora de solucionar el problema que suponen, pues sólo de este modo sabremos que el goteo se ha erradicado por completo. En una Comunidad de Propietarios, las goteras pueden aparecer desde distintas direcciones y en distintos espacios de tu casa.

¿El motivo de su aparición? También es variado: bien por culpa de la naturaleza, de errores en la estructura de las viviendas o por algún tipo de mala práctica por parte de tus vecinos… Pasamos a repasar, pues, los puntos más propensos a sufrir este tipo de filtraciones de agua:

¿Dónde puedo encontrarme con una gotera?

Baño: son el punto con mayor probabilidad de sufrir goteras en una Comunidad de Vecinos. Revisa bajo la ducha o el inodoro para detectar si sufres algún tipo de filtración.

Terraza: si la finca en la que vives es antigua, ten seguro que vivir en el ático no siempre acarrea ventajas. Tienes más posibilidades de tener una gotera en el techo, sobre todo en épocas de lluvias frecuentes.

Cocina: tanto por temas de condensación como por algún tipo de incidencia en las tuberías, las cocinas también son un lugar de frecuente aparición para las goteras. Investiga bajo la pila de lavar los platos.

Edificios a 4 vientos: aquellos edificios que no tienen ningún otro bloque al lado que les proteja de las condiciones meteorológicas (o que cuenten con la impermeabilización adecuada) son más propensos a sufrir este tipo de humedades en las paredes de su estructura.

Habitaciones adyacentes: si tu cuarto es el contiguo al cuarto de baño, merece la pena que eches un vistazo a sus paredes en busca de posibles filtraciones.

¿Cómo lo soluciono?

Sea cual sea el motivo de aparición de una gotera, tienes que tener algo seguro: lo mejor es repararlas lo antes posible. Si mantenemos la gotera por mucho tiempo no sólo nos vamos a tener que enfrentar a un deterioro en la pintura de la pared o el techo, sino que también estaremos ante posibles daños en la propia estructura. Una reparación que no se haya efectuado en un plazo de tiempo razonable tiene su contraparte en un aumento del coste de la misma, pues el deterioro de la zona habrá ido incrementándose (p.e: dañando la armadura del hormigón del techo).

Siendo así, es vital que te pongas en contacto cuanto antes con el Administrador de Fincas de tu comunidad y le comuniques la situación. Este tipo de profesional deberá solucionar el problema de forma urgente, ahorrando así costes que podrían derivar en un futuro si la situación de filtración se mantuviera.