Como vecino de la finca, ¿puedo utilizar las zonas comunes para realizar fiestas o reuniones privadas?

Uno de los motivos de discusión más frecuente entre los miembros de una comunidad de vecinos, sobre todo en verano si la finca posee piscina comunitaria, es saber si se pueden realizar o no fiestas o reuniones en las zonas colectivas de la comunidad.

Se entiende como zona común, tal como se especifica en el art. 396 del Código Civil, aquellos espacios colectivos del edificio que pertenecen a todos los propietarios de la finca. Por ejemplo, serían zonas comunitarias los jardines, piscinas, patios, escaleras….

Uso particular de los vecinos

El artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) establece que cualquier vecino puede disfrutar de los espacios comunes de la finca, siempre respetando las instalaciones y otros elementos comunitarios. Por tanto, este uso liga al vecino a evitar daños o desperfectos que puedan repercutir en un perjuicio para el resto de propietarios.

En la gran mayoría de comunidades de propietarios, además, los propios estatutos ya definen las normas del uso de los espacios comunitarios. Por tanto, el vecino deberá consultarlo para saber qué limitaciones u horarios deberá seguir para poder disfrutar de la zona en cuestión.

¿La cosa cambia si quiero celebrar fiestas privadas?

Sí. Si estás pensando en hacer una fiesta en el jardín de tu comunidad o celebrarla en la piscina comunitaria… ¡un momento! Antes de hacerlo deberás solicitar permiso a tu comunidad por escrito, para que pueda incluirse la solicitud en el orden del día de una junta ordinaria o extraordinaria. Podrás celebrar tu evento si el voto de los vecinos es favorable y unánime.

¿Debo tener algo en cuenta para organizar mi evento?

Lo mejor es que antes de realizar tu solicitud vayas preparado. Te recomendamos echar un vistazo a la normativa de tu municipio con respecto a ruidos y actividades molestas para averiguar en qué horario es más probable que puedas celebrar tu evento sin causar problemas  a nadie. Además de esto, también podrás ver otras circunstancias que quizás puedan ayudarte a ganar una decisión favorable en la junta de vecinos.

¿Qué ocurre si los vecinos rechazan mi solicitud?

Has hecho la solicitud y te la han denegado. No desesperes, en ese caso te recomendamos que acudas al administrador de tu finca y le pidas que actúe como mediador. Él, como profesional, podrá aconsejarte sobre cómo realizar el evento sin poner en riesgo tu buena relación con el resto de vecinos, además de tratar con estos con mayor flexibilidad e imparcialidad.