Te explicamos cómo deducir y justificar este tipo de gastos en los modelos de IVA e IRPF

La Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo consiguió lo que muchos autónomos venían demandando desde hacía ya años: equiparar sus condiciones respecto a gastos de manutención a las de un trabajador por cuenta ajena.

Según esta nueva ley, el colectivo de autónomos podrá deducirse los gastos relacionados con las dietas y el alojamiento, pero siguiendo una serie de condiciones bastante estrictas y de difícil interpretación ante una inspección de la Agencia Tributaria.

Importe deducible

Las cantidades que se pueden deducir varían dependiendo del tipo de gasto y de dónde se efectúe este. Las diferencias son las siguientes:

Dietas Alojamiento
En España: 26,67€/día
En el extranjero: 48,08€/día
En España: 53,34€/noche
En el extranjero: 91,35€/noche
Requisitos a cumplir

Existe toda una serie de condiciones que el autónomo debe tener para que el gasto pueda deducirse en sus modelos. Estas son:

Posibles inconvenientes

Aunque la medida beneficie enormemente a los autónomos que, por motivos de trabajo, deban asumir gastos de dietas y alojamiento, su insegura estabilidad jurídica hace que no sea del todo fiable. Según la actual redacción de la ley, es muy complicado poder justificar ante una inspección de la Agencia Tributaria el gasto, por lo que si se desea evitar problemas quizás no es del todo conveniente aplicar este tipo de deducciones y sería mejor seguir con las convencionales.